domingo, 16 de octubre de 2011

Vespeinado







Desde que comenzó la Estancia Azul, hace ahora un año, nunca he hablado de mi,ni de mis gustos, ni mis pasiones, ni de mi en general, para que todos aquellos que me seguís podáis conocerme un poco mas. De momento no voy a hacer nada de esto, creo que hay temas mas interesantes que tocar pero en este post si voy a hablar un poco de algo que me apasiona, las motos, sobre todos las antiguas.


Llevo montando en moto desde los 14 añitos, mi hermano mayor tenía una vespa color dorado de 125 cc, una Puch Cobra y una Bultaco Streaker de 125 cc también, y de vez en cuando hacía mis pinitos con alguna de ellas, aunque en la Puch Cobra no llegaba al suelo y siempre debía haber alguien a mi lado al meter el punto muerto.


Si me remonto a muchos mas años atrás, me encuentro con mi padre y sus dos vespas 125 y 150 cc, con la que se hizo el viaje desde Oviedo a Huelva, 3 días de trayecto para ver a mi madre, eso es amor...Mi madre montaba de lado, con pañuelo en la cabeza incluido, prometo que si encuentro una foto la pondré aquí . He de reconocer que no me considero motero, no suelo ir a concentraciones, he ido a Jeréz solo 2 veces, y tampoco salgo los domingos en pandilla, pero si es cierto que algo de gasolina y aceite sintético corre por mis venas.


Quería hablaros de una de mis motos y a la que tengo un especial cariño. Se trata de una vespa 160 cc y año 79, con motor original todavía, increíble lo que aguanta.Por motivos de trabajo hace un par de meses que no la cojo, pero no me preocupa, en cuanto llegue a su lado tiraré del aire y arrancará sin problema, estoy seguro, están hechas de otra pasta.


En siguientes post, hablaré de las otras dos motos que disfruto, una vespa de 125 cc que tengo que restaurar y de la joya de la corona, una Yamaha vmax 1200 cc y 150 cv, comprada en Canadá, requiere mención a parte no solo por lo que es, si no también porque la única vez que me he quedado tirado con ella (problema de contacto con los bornes de la batería) puede ver mientras la arreglaba la sonrisa mas bonita que jamás he visto, imaginaros yo lleno de grasa, vmax desmontada, y esa sonrisa que me miraba como diciendo: estas loco... bueno ya os contaré algún día mas detalladamente. Os dejo alguna foto de la vespa Italianuqui con faro cuadrado, mas autentica no puede ser. Ojo al retrovisor!!!






Saludos a tod@s.