martes, 25 de diciembre de 2012

San Esteban. 26 de Diciembre



Mañana es mi Santo, 26 de Diciembre. Todos hemos indagado alguna vez sobre nuestro nombre, de donde viene, que significa, por qué me lo pusieron,etc.. Yo también la verdad y aquí escribo alguna lineas sobre todo esto.
Hemos escrito nuestro nombre en la arena, en paredes, entre garabatos y quizás alguna vez hemos pensado en cambiarlo.
Hemos intentado adividar el nombre de alguna persona, olvidar un nombre, poner a algo hermoso un nombre, pero fuera de ese nombre hay alguien.

El primer significado del nombre de Esteban que averigüé, fue el siguiente:
Esteban, nombre masculino de origen griego "Stephanos", su significado es "Aquel que es laureado y victorioso" os puedo asegurar que mis padres no pensaban en esto cuando me lo pusieron si no en seguir la tradición  y llamarme como mi padre.

A continuación podéis ver como se escribe el nombre de Esteban en otros idiomas:

Personalmente me gusta en Inglés, Húngaro, en Chino y por encima de todos en Sardo, es super gracioso,  Stévini.
Respecto al tema religioso, sí conocía que San Esteban fué el primer mártir. Se le llama “protomártir” porque tuvo el honor de ser el primer mártir que derramó su sangre por proclamar su fe en Jesucristo.
Se desconoce por completo su origen ni el momento de su conversión al cristianismo. En el Nuevo Testamento se refiere a él por primera vez en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Narra que en Jerusalén hubo una protesta de las viudas helenistas (de origen griego). Las viudas decían que, en la distribución de la ayuda diaria, se les daba más preferencia a los que eran de Israel, que a los pobres del extranjero. Cuando esa comunidad creció, los apóstoles, para no dejar su labor de predicar, confiaron el servicio de los pobres a siete ministros de la caridad llamados diáconos (“ayudante”, “servidor”). Estos fueron elegidos por voto popular, por ser hombres de buena conducta, llenos del Espíritu Santo y de reconocida prudencia. Los elegidos fueron Esteban, Nicanor y otros cinco miembros de la comunidad.

Esteban además de ser administrador de los bienes comunes, no renunciaba a anunciar la BUENA NOTICIA. La palabra del Señor se difunde y el número de discípulos se multiplica extraordinariamente en Jerusalén; también un gran número de sacerdotes se convirtieron a la fe cristiana.

La única fuente de información sobre este testigo de Jesús es el libro de los Hechos de los Apóstoles. Según el relato de los Hechos, Esteban hablaba de Jesucristo con un espíritu tan sabio que ganaba los corazones y los enemigos de la fe no podían hacerle frente. Al ver los ancianos la influencia que ejercía sobre el pueblo, lo llevaron ante el Tribunal Supremo de la nación llamado Sanedrín y, recurrieron a testigos falsos que lo acusaron de blasfemia contra Moisés y contra Dios. Éstos afirmaron que Jesús iba a destruir el templo y a acabar con las leyes, puesto que Jesús de Nazaret las había sustituido por otras.

Todos los del tribunal, al observarlo, ven cómo su rostro resplandecía. Por esa razón, lo dejaron hablar, y Esteban pronunció un discurso de fuerte contenido, recordando y reinterpretando la historia de Israel (Hechos 7, 2-53). Afirma que tanto el Templo como las leyes de Moisés eran temporales y transitorias y debían ceder el lugar a otras instituciones mejores, establecidas por Dios mismo al enviar al mundo al Mesías. Demuestra no haber blasfemado contra Dios, ni contra Moisés, ni contra la ley o el templo; que Dios se revela también fuera del Templo, y así confronta a sus acusadores (Hch 7, 51-54).

Al oír este discurso (y siguiendo el relato de los Hechos de los Apóstoles), los corazones de sus enemigos (que le escuchan con interés) se consumían de rabia y rechinaban sus dientes contra él. Y Esteban, lleno del Espíritu Santo, mirando fijamente al cielo, realiza un testimonio impresionante que les saca de quicio: «Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre que está en pie a la diestra de Dios».

Ante este testimonio, gritando fuertemente, se taparon sus oídos y se precipitaron todos a una sobre él; le echaron fuera de la ciudad y empezaron a apedrearle. Mientras le apedreaban, Esteban hacía esta invocación: «Señor Jesús, recibe mi espíritu». Después dobló las rodillas y dijo con fuerte voz: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado». Y diciendo esto, entregó el espíritu.

La violencia contra Esteban se propagó contra toda la Iglesia (Hch 8,1-3). Aquel día se desató una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Todos, a excepción de los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaria. Unos hombres piadosos sepultaron a Esteban e hicieron duelo por él. De ahí que las circunstancias del martirio indican que la lapidación de San Esteban no fue un acto circunstancial de violencia de la multitud sino una ejecución judicial


Fuente: Bidean.net

Si buscáis algún nombre raro, para cambiároslo o poner a vuestro nuevo hijo o hija o mascota, podéis visitar Huerta del Rey, pueblo donde se concentra el mayor número de personas con nombre raros.

Nota: Ver campaña de Aquarius.

Reivindica tu diferencia, pero ¿pega tu cara con tu nombre?


Saludos.