jueves, 10 de enero de 2013

Un abrazo...8 segundos

Estoy pensando en la importancia de sentir el contacto con los demás y me acordé de la técnica del abrazo.
Esta es una técnica rápida y disponible.
El abrazo nos permite de forma inmediata, profunda, intensa y eficaz activar las emociones positivas, subir el sistema inmunológico y recuperar y fortalecer la vinculación, la paz y el equilibrio con nosotros mismos y con nuestros vínculos más cercanos: pareja, padres, hijos, hermanos, amigos…
Cuando no encontramos palabras para decir lo que sentimos, o no sabemos cuáles pueden ser las adecuadas, el rico, variado e intenso lenguaje del abrazo nos da la solución, porque los abrazos tienen su idioma propio y pueden decir: “Cuenta conmigo”, “te quiero”, “lo siento”, “sé por lo que estás pasando”, “perdóname”, “comparto tu alegría”…
Cuando abrazamos se crea un círculo y un clima cálido de afecto y seguridad, porque quien abraza le transmite al abrazado un mensaje claro: “En mis brazos puedes sentirte seguro, sabes que cuentas conmigo".

 
El abrazo es la primera forma de medicina y protección que se invento en el mundo. Con un abrazo un bebé se aliviará de todos sus miedos, dudas, frío, nerviosismo. Con un abrazo un adulto se sentirá reconfortado, acompañado, unido, aliviado.
Un abrazo diario eleva nuestra autoestima, lleva consuelo, combate la depresión, levanta el ánimo, mejora el sistema inmunológico, nos une.
Además, un abrazo tiene que durar ocho segundos, para que tenga un impacto químico en el cerebro.
En los primeros segundos es posible que algunos sean forzados (puede haber resistencia o rechazo); pero al llegar al sexto suele darse una especie de confianza, y se conecta de verdad. Los niveles de serotonina suben y produce un efecto relajante y envolvente.
Cualquier lugar es bueno para un abrazo, a cualquier hora (mañana, tarde o noche) y que siempre vayan acompañados de una sonrisa. Un abrazo de verdad ayuda a mejorar las salud física y mental.

!!Venga animaros y dar un abrazo!! 8 segundos, no lo olvidéis.

Saludos