jueves, 21 de marzo de 2013

Oscuridad y Luz


Desde que el hombre es capaz de recordar, siempre le ha fascinado la idea de la muerte. ¿Cómo sería irse a dormir y no despertarse nunca?
La mayoría de nosotros nos limitamos a dejar de lado la idea. Eso es algo impensable, decimos.
Mucha gente piensa que sería como adentrarse para siempre en la oscuridad o ser enterrado vivo. Pero es obvio que no puede ser así de ningún modo, porque la oscuridad es algo que conocemos por contraste y solo por contraste con la luz.
Los ciegos de nacimiento no tienen la mas remota idea de lo que es la oscuridad. Para ellos la palabra tiene tan poco sentido como la palabra luz. Y lo mismo nos sucede a todos;cuando dormimos, no nos percatamos de la oscuridad ¿verdad?
Si uno se fuera a dormir y se sumergiese en la inconsciencia para siempre jamás, esto no se parecería en anda a hundirse en la oscuridad, ni tampoco ser enterrado vivo. En realidad sería como no haber existido nunca. Y no sólo uno mismo, sino también todo lo demás. Uno estaría en ese estado, como si nunca hubiera sido, como si nunca hubiera nacido y que así era antes de nacer. Mi razonamiento es que si cuando muera vuelva al estado en que me hallaba antes de nacer, ¿no podría acaso volver a suceder?
Lo que ha sucedido una vez bien puede suceder de nuevo.Si sucedió una vez es extraordinario, y en realidad no sería mucho más extraordinario que volviera a suceder.
Lo que nos preocupa es que cuando hayamos muerto pueda no haber nunca más absolutamente nada, como si eso fuera algo para preocuparse. Antes de que naciéramos había eso mismo, nunca más absolutamente nada, y sin embargo, sucedimos. Y si sucedimos una vez, podemos volver a suceder. ¿No es genial?
No hay nada que temer, seguiremos adelante como si lo que nos resta de vida fuera un regalo.

Saludos y buenas noches a tod@s