lunes, 1 de abril de 2013

La mente. Tu felicidad.










Hace tiempo leí: La próxima vez que tengas que decidir acerca de tu propia vida, hazte a ti mismo una pregunta muy importante: ¿Cuánto tiempo  voy a estar muerto?
Si tu esencia en la  tierra es tan corta  debería ser por lo menos agradable ¿no?
El verdadero barómetro de la inteligencia es una vida feliz. Si eres feliz, si vives cada momento, aprovechando al máximo sus posibilidades, entonces eres una persona inteligente.
Sólo tú eres el responsable de lo que sientes.
El mensaje está muy claro. ¡Hazlo! ¡Haz cosas! Valora el momento presente. Aférrate a cada momento de tu vida y saboréalo.
El verdadero bienestar no es solo un estado, sino una situación anímica, un estado mental y emocional. Si quieres sentirte mejor, tienes que cuidar tu cuerpo, tu mente, tu sistema emocional y tus energías y aprender a armonizar cada una de estas esferas y todas ellas entre sí.
Si cuidas de ti mismo, cuidas de los demás; si cuidas de los demás cuidas de ti mismo. Se requiere energía o esfuerzo, disciplina, autoconocimiento y transformación mental.
En la mente humana está lo peor, pero también lo mejor. Ella encadena, pero también ayuda a liberarse, crea malestar pero también puede causar  confortamiento y plenitud. Todo depende de que vayamos a hacer con esa mente.
Pienso: ¡¡Cuanto dolor nos causamos a nosotros mismos por no saber pensar!!

Saludos