viernes, 12 de abril de 2013

Las primeras veces




Esta es la primera vez que escribo sobre las primeras veces. Dicen que siempre hay una primera vez para todo y, sin embargo ¿que tendrán que tanto se recuerdan? El primer amor,la primera app que uno se descarga en el móvil...¡Tantas y tantas cosas (quizá un poco mitificadas ¿no?)!
Así que pensando un poco sobre todo esto, me ha dado por recordar algunas primeras veces que de alguna manera, trivial, rara o sutil han podido influirme en estos años. Veamos:
Recuerdo por ejemplo, el primer sueldo que gané en mi vida, trabajando en un burguer-cafetería curioso ¿verdad? se llamaba ÑAM ÑAM, por entonces se pagaba en pesetas y con él quería irme de vacaciones a Benidorm con mis amigos, finalmente no pudimos; la primera vez que escuché el punteo de Slash en Sweet Child o Mine, hoy por hoy lo sigo escuchando y me mantiene vivo ( ya jamás he conseguido quitármelo de la cabeza); la primera vez que conseguí, tras varios intentos, ponerme en pié en un monopatín; la primera vez que descubrí el latigazo en el paladar de un Ron Bacardí con Coca-Cola, todo porque lo anunciaba Lorenzo Lamas; la primera vez que descubrí el inconfundible sabor del alga nori en un bocado de maki ( y pensar que durante mucho tiempo me dio repelus solo verlo...¡cuantos años perdidos!); la primera vez que vi a la selección levantar la Copa del Mundo tras años y años de amargos berrinches (jamás pensé que viviría ese momento); la primera vez que manejé una pantalla táctil, me sentía en el futuro. ¡Ah las primeras veces!
Y como escribió Rafael Reig " La vida de un  hombre se parece bastante a una partida de póquer. Hasta los cuarenta, aún estas a tiempo de hacer tu último descarte, a partir de entonces, ya solo te queda jugar de farol". No es que me sienta muy identificado con ella, pero se me quedó grabada. Quizá porque me hace mucha gracia. Quiza porque me parece muy buena. Quizá porque este mismo año cumplo los cuarenta.

Recuerdo la primera vez que te besé ¿te acuerdas?