lunes, 6 de mayo de 2013

Trilogía. 3 El nombre.



Con el trozo de ladrillo ella escribe su nombre en el respaldo del asiento y, cuando vuelve la cabeza, se aparta el flequillo con la mano y se da cuenta de que el la mira.
Ella se parece a él, si él hubiera sido chica, habría sido como aquella mujer. El se acerca a su asiento y coge el trozo de ladrillo.No sonríe, está muy concentrado escribiendo su nombre, junto al de ella, cuando termina deja el trozo de ladrillo sobre el asiento. El tren se detiene y ella se baja, el la sigue.
En el andén hay un chico que la abraza, la besa y le pasa la mano por la cintura. Se alejan y no puede evitar seguirlos. Ella se vuelve hacia el, es la primera vez que la ve sonreír.
El se marcha y vuelve a montar en el mismo vagón. En el asiento siguen sus nombres uno al lado del otro: El y ella. Con el trozo de ladrillo. los encierra en un corazón y escribe la fecha. Por primera vez en su vida, se siente satisfecho, reconciliado consigo mismo, capaz de dormir boca arriba, sonriente y sin recordar sus sueños.


Al día siguiente, ella volvió. trajo el coche y su maleta. Se quedó embrazada. Si es niño se llamará como el. Si es niña como el nombre que quedó grabado en el asiento del vagón con ese trozo de ladrillo.