jueves, 1 de agosto de 2013

Mis aprendizajes. III Debes creer en ti



 
Cree en tus formas, en tus caminos, cree en el sendero difícil, cree en tu alma, en esa pequeña parte que está escondida. Cree en tus palabras, en tus frases, en tus abrazos, cree en quién eres.
Cree en tus sueños, en esos sueños que construyes, hasta que no te queden mas fuerzas, cree en tu historia, tus pasos y tu experiencia, cree en tus ganas de dar y cree en un mundo maravilloso.
Cree en la amistad, en los besos,en la lluvia, en las sonrisas y en los secretos.
Cree en tu esfuerzo por crecer, en tus ganas de crecer, cree en la vida y en la magia con la que toca todas las cosas. Cree en un futuro de recompensas para quiénes afrontan el desafío de ser fieles así mismo.
Cree en ti, pero sobre todo cree en ti cuando caigas, cuando no tengas fuerzas.Cree en los sentimientos que pueden hacer de cada día un sol distinto y sobre todo cree en ese modo indescriptible de estar ante la vida, en esa forma tan peligrosa pero a la vez tan excitante de tener el corazón abierto.



Pensamos en los valores que tienen las cosas, pero no pensamos en el valor que tiene uno mismo, que por cierto debería ser lo que mas vale.A veces nos recriminamos nuestros defectos, las cosas que hacemos mal y estamos deseando aquellas cualidades que no tenemos. Deseamos la casa que no tenemos, el coche que no tenemos, el dinero, la mujer, el hijo, etc... y desde luego estamos pensando en lo que no tenemos en lugar de aprender a amar lo que tenemos.



Es importante aprender a creer y querer a uno mismo. La confianza en uno mismo es básica, es necesaria para que podamos avanzar y conseguir lo que deseamos. Creer en uno mismo es mucho mas que ponerse una venda en los ojos y tirar hacia adelante. Creer en uno mismo es conocerse, es valorarse y por supuesto esto significa querer y valorar a los demás.Creer en algo, creer en alguien es importante en nuestras vidas.
Nosotros sabemos que tenemos nuestros defectos, y pienso que alguien sin defectos no sería un ángel. pienso que sería un monstruo.Amarse a uno mismo no significa ser egocéntrico, digamos que es un interés auténtico, es ser cálido con uno mismo, es respetarse a uno mismo.Amarse a uno mismo significa estar por encima de todas las cosas, sí he dicho bien, cosas no personas.
Si te conoces, si te aceptas, vas a permitir que otros lo hagan.



¿ Y por qué no? Creo que yo también soy importante, claro que sí. Vivo en este mundo y colaboro a que sea un poquito mejor.
Solamente cuando me valoro a mi mismo, es cuando puedo empezar a valorar a los demás, y no necesito poner a otros por debajo de mi para sentirme importante o bien conmigo mismo. Toda persona, absolutamente toda persona merece un respeto, porque siempre hay oportunidad para cambiar y siempre hay oportunidad para aprender.
Cuando uno aprende a ver la vida positivamente, ya es un primer paso para quererse a uno mismo, claro que no es fácil por supuesto, pero hay que empezar por ahí.
Escúchate a ti mismo, incluso mas que a los demás, aunque eso no quita que cuentes con sus opiniones, pero la última palabra sobre ti, la tienes tú.
Nunca pierdas las ganas de convertir lo negativo en positivo y no digas cosas como por ejemplo: no puedo hacer nada, o yo solo tengo éxito cuando me lo propongo, en fin date una oportunidad y reconoce cuales son tus cualidades.
Piensa en cinco cosas que te hacen a ti especial, ¿cuales son esas cinco cosas que tienes y que hacen realmente ser lo que eres? Todos las tenemos, aunque a veces no las descubrimos o no las valoramos y tienes que aceptarte como eres para poder creer en ti, esa es la base de la seguridad, de la confianza.




Hay que intentar vivir la vida de la mejor manera y no olvidéis que todo viaje tiene un destino secreto que el viajero ignora.
Hay un momento de la vida en el que comprendes que ha llegado el tiempo de cambiar, y que si no lo haces ya no lo harás mas adelante, comprendes que si al fracasar no tienes el coraje de continuar de nuevo, la vida sí lo hará, seguirá adelante sin ti, es como un tren que te deja en la estación. Y no siempre nuestros días nos dan lo que esperamos, a veces toman caminos imprevisibles que ni en sueños lo hubieras imaginado, pero si no te animas a realizar un camino o a realizar un sueño, estás en peligro de vagar sin rumbo y perderte. Olvídate de lo que fue, no te confundas, eso ya ha pasado,solo importa el ahora, lo pasado es una ilusión, el futuro todavía no existe, vivimos en el hoy, así que no pierdas la fe. Ten valor y confianza con la frente alta y no tengas ningún temor en soñar, no tengas ningún temor en mirar las estrellas y si tienes un poquito mas de paciencia, la fuerza va a volver. No pierdas la confianza en tus fuerzas, cree en ti. Y recuerda que para todas las preguntas, ahí dentro de ti tendrás las respuestas, solo hace falta paciencia y confianza.
Tú eres fuerte y sabrás sobrellevar lo que la vida te depare y solo lo harás de una manera, y es creyendo en ti.
Cree en ti, yo creo ¿y tú?

Saludos