martes, 6 de agosto de 2013

Mis aprendizajes. IV La ilusión.



Encuentra tu ilusión, encuentra eso que haga que esta vida merezca la pena vivirla. Sin ilusiones todos somos Zombies. Sal a la calle y escucha las quejas, algunas veces están justificadas, pero otras no es mas que una manera de expresar el tedio vital provocado por la falta de ilusión. Nuestra sociedad está  apunto de fallecer por una falta de ilusión, de pasión.
La ilusión se puede recuperar, es verdad que mucha gente la ha perdido. Una vida sin ilusión, sabe a comida de hospital.
Un buen comienzo para encontrar una ilusión sería el salir ahí fuera, encontrar un problema y darle una solución, creo que es un buen comienzo para esa gente que no tiene ilusión en nada y no saben por donde empezar, haz algo que lleves mucho tiempo deseando hacer, apaga la tv. llama a alguien, cocina algo nuevo.
He visto la falta de sentido de la vida en mucha gente, y eso es un problema, no le encuentran el sentido, no le encuentran la ilusión, pero hoy mismo puedes empezar a cambiar esa situación, no te quepa duda.
Me emociona la gente , que a pesar de sus dificultades, luchan por conseguir sus objetivos y también ver a la gente feliz con sus necesidades básicas cubiertas.
Veo que la ilusión se ha perdido, la gente está como arrugada y pienso que se puede vivir con poca salud, con poco dinero, pero sin ilusiones es realmente difícil vivir.
La ilusión no se compra, pero sí se puede conquistar. Pero si cada uno de nosotros no asume que nos tenemos que automotivar, nos estamos dejando nuestra vida y nuestra felicidad en manos de los demás.
Siempre hay un algo por lo que ilusionarte, no pongas límites a tus pensamientos. Dime lo que te gusta de ti o al menos dime lo que te a gustado sobre ti, cuales son las cosas de las que realmente te sientes mas feliz, mas orgulloso, así es mas sencillo ver un objetivo que te pueda ilusionar.
Todos tenemos motivadores externos, un viaje por ejemplo y motivadores internos y aquí el mas importante es sentirte bien contigo mismo, tener la sensación de ir creciendo y aprendiendo cada día. El hecho de aprender, de ver que puedes superar las dificultades, que puedes afrontar la vida con bastante tranquilidad, que no te asustas, es un motivador interno primordial.
Por otro lado están los autorefuerzos, ¿cuantas veces te felicitas al día por algo que has hecho? o las autoinstrucciones, decirte a ti mismo: Se como puedo hacerlo y lo voy a hacer.
Hay que pensar también que en el fondo te va a costar, se que la gente debe ser consciente, y no decir: va a salir todo muy bien, porque esto sería poco realista y entonces no nos lo creemos. Hay que decirse: se que me va a costar pero se que tengo capacidad suficiente y visualizarlo.
Sonríe por dentro, no es una tontería, es un mensaje de que todo va a salir bien.
La mayoría de las personas piensa que nos sentimos bien o nos sentimos mal en función de lo que nos pasa, y eso es uno de los errores y mitos que tenemos que desterrar. Un 50% de nuestra predisposición para ser mas o menos felices viene determinado por el temperamento con el que nacemos, otro 10% son las circunstancias que nos rodean y un 40% nuestra propia capacidad de aprendizaje para determinar realmente lo que es nuestra vida. En este 40% podemos aprender a ser feliz o convertirnos en la persona mas desgraciada del mundo, así de sencillo y esto depende realmente de nosotros.
Si te sientes mal ante algo o si te dejas llevar por unos pensamientos o circunstancias difíciles que no controlas, tienes que cambiar la forma de las actuaciones anteriores para que no se repita el mismo fin.

Acude de vez en cuando a esa niñez, donde hay grandes ilusiones y grandes sueños y donde recuperar esas ilusiones perdidas.


Saludos