domingo, 25 de agosto de 2013

Mis aprendizajes. V Toma de decisiones. La autoconfianza.

Es un tema amplio. Es algo que hacemos desde que nos levantamos por la mañana. Tomamos decisiones en nuestro entorno profesional, familiar y en distintos ámbitos. Creo que hasta se ha convertido en un hábito, basado en nuestros valores, principios, conocimientos, etc...
Las tomas de decisiones están en nuestro día a día y desgraciadamente no siempre estamos preparados para tomar las decisiones de la mejor manera, o bien por falta de información,  por miedo al riesgo u otros factores.
Antes de tomar una decisión es importante establecer la intención positiva u objetivo, no buscar tanto la respuesta en mi cabeza, sino que debo crear las condiciones para encontrarla, es decir trabajar mas con mi hemisferio derecho, el creativo, que por cierto es el que suelo usar.
Intentamos tomar decisiones acertadas con nuestros equipos, colaboradores, con los procesos que implementamos,  de cara al cliente, y me he dado cuenta que ahora es mas pequeño el margen de error. Antes si había un error se solventaba al mes siguiente  o al año siguiente,  ahora un error puede producir el cierre de una compañía,  no hay margen.
Al tomar una decisión aumenta el miedo, la preocupación,  la tensión y todo esto nos paraliza y no generamos esa creatividad necesaria, se genera todo lo contrario, una defensa.
La autoconfianza es importante. ¿Una buena noticia?, la podemos crear si no la tenemos, no es algo que no aparezca o que jamás se pueda tener. Generando primeramente situaciones de bajo riesgo, teniendo una retroalimentaciòn que nos va dando confianza y así hasta que creo un patrón y un nuevo hábito.
La autoconfianza es clave en la toma de decisiones.  Todos tenemos experiencia en la toma de decisiones en nuestras vidas personales y profesionales. Tenemos como un archivo y es bueno recurrir a él de vez en cuando, nos facilita esta autoconfianza a la hora de tomar una decisión. ¿Quién no ha tomado una decisión arriesgada alguna vez? Tomando experiencias anteriores nos facilitará el camino, reproduciendo de nuevo, lo que se pueda reproducir modificando lo diferente,  el contexto, etc...
Nadie empieza de cero, excepto un bebé.  Un adulto ya hizo cosas o vió hacer cosas, es como mirar hacia atrás de alguna manera,  retomarlo y tomar las decisiones.
Es muy importante ser consciente de los recursos que tengo ¡¡ eso da confianza !!
Lo que nos impide avanzar muchas veces es un obstáculo de tipo emocional, porque percibo que no logro lo que tengo que lograr, es miedo.
Si esa nueva situación no la he vivido alguna vez, un truco es observar a la gente que lo ha hecho con anterioridad,  copiar a los buenos, imitar. Siempre hay alguien que lo ha hecho antes que tú e incluso mejor tú. Lo copio hasta que con el tiempo  adquiero mi propio estilo. No confundir con ser influenciado. No perder mis intereses,  ni lo que yo necesito,  mis valores, mi estilo jamás perderlo.
Para las decisiones personales,  tener claro lo que uno quiere e importantísimo comunicarlo y saber como hacerlo.
Ser coherente y consecuente.
En la toma de decisiones existe un importante factor emocional, pero en el ámbito empresarial las decisiones son mas frías y tienes que valorar muy bien desde un punto de vista de negocio,  de organización.  Tienes que ser  muy coherente con las decisiones,  con información objetiva y consecuente con la decisión,  asumirla sean buenos o malos los resultados. Aceptar las consecuencias sin huir.
Volviendo a la frialdad de los entornos empresariales, siempre se habían descartado las emociones en estos entornos, porque era como un ruido de fondo que entorpecia a la planificación, a la toma de decisiones, y sin embargo dentro de las organizaciones existen las emociones porque hay personas,  que al final, son el motor de las empresas, los equipos y es importante tenerlo en cuenta.
A lo contrario de lo que la gente piensa, un buen manager siempre tiene gran capacidad de empatía, debe ponerse en la piel de las personas que sufrirán sus decisiones.
Para finalizar,  me gustaría apuntar algunas indicaciones para poder llevar a cabo una buena toma de decisiones.
Ser un poco mas visceral, perfeccionar nuestro sistema, seguir la intuición.
Empatía, frialdad en el sentido de no dejarse llevar ni chantajear emocionalmente por los demás,  que sea mi decisión y así tomar plena responsabilidad.
Considerar el impacto de la decisión, es decir, ser ecológico en nuestras decisiones por decirlo de alguna manera.
Sostenibilidad,  que esa decisión sirva hoy, mañana y pasado, no para siempre pero sí un largo periodo.
Si no tienes información suficiente,  ser lo mas objetivo posible.
No tomar decisiones en caliente.
Gestionar nuestro estado personal y emocional.
No dejar de tener en cuenta las emociones. Las emociones no son una molestia,  son información, por algo tengo miedo, por algo deseo, por algo tengo vergüenza,  por algo tengo envidia.
Comunicar las razones de la decisión y ser honesto, eso te acerca mas a la persona que lo comunicas.
Incorporar mis valores y creencias, si no hago esto me estaré saboteando a mi mismo.

Ánimo a todos!!

Saludos.