lunes, 9 de septiembre de 2013

Consejos para un traje



A veces me han pedido consejos a la hora de comprar o ponerse un traje. Eso, la verdad que me halaga, confían en mi gusto o les gusta tener en cuenta mi opinión. A continuación daré algunas recomendaciones que me vienen a la cabeza de algunos artículos leídos hace tiempo, de algunos de los mejores sastres del mundo de la moda. He de reconocer que intento seguirlas yo también.



Hay que fijarse en las solapas.
Un buen traje tiene que tener ciertos afinados y remates, por ejemplo en las solapas, es decir, tiene que estar bien trabajado, que el canto de éstas esté matado.

Los ojales. Un buen traje tiene que tener buenos ojales: con la costura ceñida, las puntadas muy juntas y un remate perfecto para que no se deshilache.

Los botones, que sean buenos.
Si llevas un traje bueno y los botones no lo son, pierde mucho el conjunto.

Buscar un toque de personalidad: forros interiores, fieltros en el revés de los cuellos, pespuntes… Juega con los colores, los estampados, los tejidos, etc., adapta el traje a ti mismo.

El 'fitting'.
El traje tiene que marcar la línea de la persona, que estilice.

El ancho de la boca del pantalón.
Es importante fijarse que no sea muy grande para que no cubra todo el zapato y dé la sensación de que el pantalón queda largo. La medida correcta sería la que cubre dos tercios del zapato.

Aberturas.
Como mínimo debe de llevar una o dos en la parte trasera de la chaqueta. Personalmente, no me gustan los trajes cerrados.

Camisas.
A la hora de vestir un traje, soy de la opinión de que la camisa tiene que ser clásica: azul, blanca, con rayas… Esto facilitará siempre combinarla con estampados diferentes (cuadros, pata de gallo) o con una corbata algo más original.

Complementos

- Calcetines. Van con la personalidad de la persona, pero creo que un calcetín de color es un complemento estético precioso.

- Cinturón. Acorde con los zapatos y de buen material.

- Zapato. En cuanto al calzado, creo que tiene que ser bueno. En España, desgraciadamente, tenemos poca cultura de utilizar un zapato de calidad, a pesar de que, aunque sea caro, luego se amortiza y viste muchísimo. Puedes ponerte un traje normal, o incluso malo, y arreglarlo con un buen zapato.

- Pañuelo. Hay que utilizarlo siempre. Le da mucha luz a la prenda que lleves, sobre todo los de color blancos.

Pienso que no debe faltar en el armario de un hombre uno de color azul marino, principe de gales, pata de gallo, beige y negro. Sin descartar para los que somos mas atrevidos, verdes o amarillos.












Saludos