viernes, 20 de septiembre de 2013

Giving

Gran parte de la felicidad la conseguimos invirtiendo mas en los demás que en uno mismo. A pesar de lo que pueda parecer, pienso que el altruismo está dejando de lado a lo violento.
Hay que conseguir que los demás se sientan mejor. A veces nos olvidamos de dar un cumplido, un abrazo...
Hay que pensar en los demás, no para empequeñecerse a su lado sino para cooperar, colaborar, respaldar.
El altruismo es el motor del éxito de nuestra manada.





Saludos