viernes, 10 de enero de 2014

Perdón

¿Me perdonas?

Hay ocasiones en las que nos cuenta perdonar a alguien por algo que hizo o dejó de hacer. Lo vemos culpable de nuestra desgracia o del sufrimiento que nos genera su actitud. Nos resulta difícil comprender que sus actos puede ser un reflejo de algo que hay en nuestro interior. ¿Tal vez nosotros nos consideramos culpables de algo?
La vida refleja a menudo tus bloqueos internos para que te des cuenta de que están en ti. Cuando te dispones a perdonar a alguien, debes revisar primero lo que hay en ti. Disolver las creencias, aunque sean inconscientes. Lo que emites al mundo con tus emociones, actos y pensamientos, es lo que el mundo te devuelve para que te veas reflejado.
Perdón significa que te están dando la oportunidad de hacer las cosas mejor.
¿Quién no se ha sentido mal porque alguien en algún momento nos hizo daño? Hay que avanzar y dejar de lado todo aquello que nos causa tristeza. Si no perdonamos tendremos ese bloqueo que no nos permitirá avanzar, por lo tanto debemos liberarnos de ellos ya que no nos permiten ver mas allá.