martes, 13 de mayo de 2014

Quizás en el futuro



Y hace varias décadas que una espesa masa de aire gris sucio cubre toda la ciudad, antiguo techo de melancolía del invierno, pero mucho mas sucio y peligroso, y nadie se ha atrevido a averiguar de qué está hecha. Algunos lo intentaron y no han vuelto. Desde hace décadas Madrid se ha encerrado en sí misma.
La gente sigue mirando por las ventanas pero en general se sabe que quien abra una no regresa. Hace tiempo que a nadie se le ocurre.
No sirve de nada intentar contar lo que hace un encierro prolongado y siberiano en una ciudad como Madrid.
La vida ha sufrido tantos cambios,la gente los ha sufrido, que es inútil empezar siquiera a contarlos. Digamos tan solo que las ideas de moda,vestimenta,cambio de estación han sido abolidas.
Ahora todo el mundo va vestido con escafandras y trajes espaciales.