martes, 30 de septiembre de 2014

Hormonas (Adrenalina)


" En realidad no me importas, solo me importa la sensación que me produce quererte" Esa podría ser la conclusión.
Los impactos envuelven nuestra vida. Si en una película no hay suficiente sangre o ritmos convulsivos, decimos que es una película plana o aburrida.
Si llegan las vacaciones y los planes no son fuera de casa, parece que no valen de nada.
¿Se han convertido los eventos de nuestras vidas en estupefacientes?
No queremos a las personas, los paisajes o la vida si no nos hacen descargar adrenalina, pero sí a las sensaciones que nos provocan. Esas sensaciones que nos hacen "sentir vivos" a base de esos chispazos externos: un divorcio, una aventurilla sexual, un deporte de riesgo, que sé yo.
Existe un desapego por lo estático, lo quieto y lo profundo. Pues la felicidad no está en el qué sino en el cómo, en el saborear ese infinito océano que llevamos dentro.

jueves, 18 de septiembre de 2014

El fin de Internet


¿Que pasaría si nos quedásemos sin internet?
Estos últimos años se ha hablado tanto de las famosas llamaradas solares, se han llenado algunos titulares sobre la posibilidad de que el campo magnético de la tierra no nos protegiese de esas llamaradas solares y de esos picos de actividad solar y que tumbase primero los satélites y luego las comunicaciones que dependan de la energía eléctrica.
Se habló mucho de : ¿qué pasaría si nos quedásemos sin internet?
Moriríamos por abstinencia de internet por encima de algunas necesidades tan básicas como el agua.

Hace un tiempo leí una encuesta de Cisco Systems que indicaba que la mayoría de los encuestados consideraban que internet era tanto o mas necesario que el agua o la vivienda, os hablo de una encuesta realizada en Estados Unidos. La mayoría era gente joven que pensaban que el agua la buscarían, pero que internet...
Nuestro grado, ya no de dependencia de internet, si no de lo que creemos que dependemos de internet es muy alto.
Otra cosa es que se acabe internet de un apagón, eso ya es mas difícil, un apagón repentino y total.
En la concepción de internet en los años 60 (Arpanet), se concibió como una red descentralizada de redes, una malla de carreteras con moteles, donde uno puede tardar mas o menos en llegar a su destino, dependiendo del camino elegido, pero al final siempre llega, aunque haya cortes en esa carretera y pudiendo pernoctar en esos moteles. La propia red está concebida con sus funciones y control de estado del mensaje, y el mensaje solo se procesa en los extremos finales,poco antes de llegar a nuestros ordenadores o móviles.


En diferentes años se ha vaticinado la caída de internet, en 1996, 1999 con el auge de los países emergentes y asiáticos, en 2007 una consultora muy famosa dijo que internet caería que no habría capacidad para todo el mundo. Han sido muchos los que han augurado el fin de internet

De todas formas hay muchas formas de afrontar un fin de internet. Voy a destacar 5 posibilidades en las que internet podría acabar.

1) La mas factible.Internet no desaparece, pero se hace invisible.Hace 20 o 15 años, internet sonaba ¿os acordáis? el ruido del módem al intentar conectar, era tangible. Nunca imaginamos que la información fuese instantánea y ubicua. Nos dirigimos entonces a una web mas participativa y poco a poco hacia un nuevo modelo de que todo sea menos visible. Será un mundo físico donde estaremos conectados permanentemente.

2) Se acaban las direcciones ip. La versión ip v4.0 desparece pero ya está desarrollada la v6.0. En principio esto no parece que sea un peligro. En 2015 se calculan mas de 15000 millones de objetos conectados. Hablamos de sextillones de direcciones posibles.

3) La famosa neutralidad de la red, es decir, el momento en el que una empresa o un proveedor de internet decide que unos contenidos valen mas que otros, que todo lo que circula por sus "tubos" tiene un valor económico y por tanto cobrar peajes, es decir privilegiar unos contenidos por ejemplo en velocidad frente a otros, eso está pasando en algunas redes de Estados Unidos, sobre todo con temas  de visualización de vídeos, en vivo y vídeo bajo demanda.

4) La regionalización. Un tema que se está tratando en la universidades estadounidenses. Podíamos estar avanzando hacia la disgregación de internet, hacia una ruptura de la internet tal y como la conocemos ahora y a la formación de pequeñas redes regionales o locales, o sea una vuelta a Ibertex.

5) Que internet se lo coma un tiburón. Google anunció que recubriría todos los cables de fibra con keblar para evitar la caída de algún backbone a causa de un mordisco de alguno de estos depredadores.


Una red es tanto o mas valiosa como cuantos miembros haya en ella.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Celebrando



En esos momentos, donde se olvidan las horas de trabajo, los ensayos, el cansancio, se disculpan los fallos y brillan las improvisaciones, los colores, la música, son símbolos de como necesitamos la fiesta para cerrar cada etapa e inaugurar un momento nuevo. Ahora llega un cambio de actividad, de compañía o de escenario para todos.
También necesitamos aprender a celebrar, a hacer fiesta tras el esfuerzo. En este ritmo de vida tan rápido y eficaz, donde todo tiene una razón o un interés, y la fiesta se vive más como una huida del trabajo que como el colofón de las cosas bien hechas, también necesitamos aprender a celebrar.
El nuevo curso tiene su ritmo natural que salpica la rutina de días con nombre propio, excusas mas o menos temporales para permitirnos el descanso.


Otras veces tenemos que buscarlas e imponernos a nosotros mismos la obligación de encontrar las músicas que hagan sonreír y  danzar al espíritu. Celebrar no supone evadirse, a veces sí, pero sí supone parar,para volver a empezar, para permitirse pasar las páginas gastadas y estrenar de nuevo ilusiones, oportunidades y aventuras.


La sonrisa del Lunes