miércoles, 4 de febrero de 2015

¿Qué eres?



¿Qué eres? ¿Un minuto de belleza? ¿El resultado de una metamorfosis? ¿Un recuerdo del tiempo?
No; eres un ser vivo bello y pleno. Una belleza que nos distrae de la preocupación. Pareces estar dibujado para provocar la sonrisa.
Eres un sujeto real y que desenvuelve su vida aquí y ahora. Aportas algo singular a tu familia y a la sociedad. Viajando por diferentes etapas de tránsito, que no son simples etapas, sino momentos de la biografía concreta de un ser individual. Eres presente.
¿Un caminante que nunca se detiene? ¿Un saco de obligaciones?
Tu eres único, eres única. Constituyes una parte imprescindible de tu entorno, porque aportas muchísimo sentido a la vida cotidiana. Eres una fuente de valores, un espejo en el que alguien se mira. Vives y, por tanto, estás en tránsito, abierto a mil posibilidades, pero eres siempre y en cualquier circunstancia una persona completa. Eres un presente. Y pienso que el presente es el lugar desde el que nos mira la vida.