miércoles, 7 de octubre de 2015

Mika. Heaven in Madrid


Como en toda buena casa currante, el lunes empieza la semana, y a las 9:30 de la noche  se apagan las luces. Imaginad personas gritando, saltando y a oscuras, muchas de ellas con corazones rojos de cartulina. Con este panorama, vemos cómo va cayendo un luminoso con la palabra HEAVEN hasta llegar a nosotros y, empieza el concierto.

Presentación en español: "Quiero empezar esta noche con una pequena oración, querido Dios, hiciste muchos tipos de gente diferente, algunos delgados como yo. He descubierto el secreto de la felicidad, necesitamos más big boys y big girls en este mundo. Amen".
Solo le hace falta levantar un brazo para que todo el mundo grite y el buen rollo que desprende MIKA, bailoteando desde el primer momento, alegra a cualquiera.
Enloquecimos con cada uno de los temas. Esto pinta muy bien, bajo una escenografía que a primera vista parecía sencilla, pero que tenía muchos ases guardados bajo la manga. El espectáculo de luces y diferentes efectos ayudaban a sentir más las canciones.
Sonríe a todos los que estamos ahí,pero el ritmo no baja, y su sonrisa refleja la sensación de armonía y unidad que se siente en una reunión informal pero intensa


Esto nos llevaría a uno de los momentos más tiernos de la noche, a capela interpretando "Happy Ending", también se ha atrevido a cantar en español gracias a la traducción que le ha lanzado al escenario una seguidora.

Un chute de energía perfecto para comenzar la semana algo más alegres gracias al trocito de cielo que nos ha traído Mika con su prodigiosa voz.
Dicen que todo lo bueno se acaba. Pero con el paso del tiempo he descubierto que esto, en el mundo de la música, no es del todo cierto. 22 años después, sigo disfrutando cada uno de los conciertos a los que he asistido