martes, 24 de mayo de 2016

Carta de amor de un Austronauta




Mira que hay nombres, lucero, estela, estrella, pues no, su amada se llama NASArena
Pero el la llama Nasa.

¿Me escuchas? Cambio Nasa, ¿Me escuchas?
 Querida Nasa, eres un sol y de otro planeta.Te veo y mi corazón me late, tiene mucha latitud, ni te digo lo que me pasa con la longitud.
Siento que entre nosotros hay una conexión, no me dejes en esta nebulosa. Me siento en el limbo, yo te quiero mucho, e.t? (y tú? )
¿Quieres que nos veamos este Marte? Me pongo el traje y voy.¿Qué te parece si vamos a ver a Orion, o a Saturno?
Si tienes niños vamos al planetario, o escuchamos música de Armstrong, o vamos a Houston? ¿O tenemos un problema?
A mi me gusta pasear de noche, you uso horario nocturno.
Quiero regalarte unos anillos, tengo un contacto con una persona que  mete oro de contrabando, pagando una cometa.
La verdad no soy una luz Nasa, tengo alguna materia todavía. Se que me has visto con Laika, una perra Rusa, una lanzada, la verdad. Tú estas a años luz de ella, no te proecupes no es de gravedad, está fuera de órbita.La otra noche la vi en Venus, pero al final tenía un cuerpo no identificado. Sentí una interferencia, me quiso hacer el oso y yo la dije oso no, oso no, ozono.
Soy Ordenado, Valiente Nunca Insulto, o sea OVNI.
Nasa, ven a mi cuarto creciente, hay espacio. Apagamos la luz, o sea luz cero.
Juntemos nuestros cuerpos, un polvo de estrellas, te muestro el bing bang, la vía láctea y quédate tranquila es con ingravidez.


Nota: Me han quedado fuera dos, Urano y Agujero negro que no sabía donde ponerlo.




Saludos