jueves, 5 de mayo de 2016

Charla en el urinario




Hay algunos baños, que tienen dos urinarios, como la mayoría de los edificios de oficinas. Lo desafortunado es cuando no hay una separación entre ambos. Y para empeorar todo, están tan cerca, que es posible e incluso probable, que tu hombro toque con el hombro del otro hombre que está a tu lado. La verdad que es incómodo, pero facilita la respuesta a la pregunta de : ¿Hablar o no hablar con el compañero de baño? Tienes que hacerlo. Hay pocas cosas tan incómodas como rozar el hombro del hombre que está a tu lado y no decir nada.
No se trataría de una conversación propiamente dicha, sino mas bien un saludo, tal vez una pregunta retórica, cuya respuesta será ahogada por una cascada de sonido al pulsar la palanca.


Saludos