lunes, 30 de mayo de 2016

Idem 3. Efímero



La buscó pero ella cumplió con lo que dijo, pero no con lo que quería realmente.Ella lo prometió, y así fue, aunque lloró cada día y lloró cada noche, ella cumplió, y mas nunca lo buscó, pero aun guarda cada beso y una que otra caricia por si regresa.
Si quieres ver a una persona búscala, mañana será tarde, que el sentir dolor en inevitable y sobre todo él ha aprendido tantas cosas....
No podía quedarse quieto cuando se va la mujer de su vida, no puedes decirle que le quieres y marcharte así, aunque pensándolo bien, leer lo último "Te quiero"  es una forma de estar seguro de que no se olvida, ya lo dijo ella cierto día.

"Estas preciosa" dijo él, seguido de una sonrisa como solía hacer,y de pronto empezó a incluirla en sus planes de futuro.
Recuerda el camino, aunque él también sepa irse y no regresar, bienvenida a nunca jamás.
Siempre quiso compartir algo mas que los insomnios, por eso necesita que le expliques como conciliar el sueño.Ellos no necesitaban el cielo, perdían el compás sabiendo que siempre les ganaba el deseo máximo de que el otro fuera feliz. Llegaron a un trato: Él tener paciencia y que ella no se olvidara de él, la verdad que es un buen trato, aunque a veces un simple roce de manos podía haber cambiado las cosas.
Nunca te arrepientas de lo que te hizo sonreír, ya que siempre volverás a su mente de una manera u otra.
Ella decidió alejarse y el tratar de superarlo, quizás debería aceptar que ya fue. Que no fuimos, que no somos y no vamos a ser...Aunque anhela mirarte y tocarte. Espera curarse de ti en unos días,llega un momento en el que ya no esperas su mensaje y también eres feliz. Es bonito y está bien.
Hay un brillo que no deja que esto acabe, hay encuentros que vale cualquier espera, ¿O no?
Ella se giró para sonreírle y el mundo se paró de nuevo, él se pregunta que es eso que hace al mundo girar mas lento, eso es su sonrisa.
Jamás tomes decisiones permanentes sobre emociones temporales, seré muy breve: te extraño y esto duele.
Una vez mas le sacó una sonrisa y supo que no saldría de su mente nunca mas. Piensa en ti y sonríe.



De pronto comenzó a caer granizo, y él le hizo una peculiar pregunta a ella.

Él: ¿Cuántas miles de millones de posibilidades había de que un granizo cayera exactamente en donde acaba de caer?

Ella: Muchas, ¿no?

Él: ¿Cuántas miles de millones de posibilidades había de que tú y yo estuviéramos juntos justo ahora, justo hoy, justo en este momento, viendo todo este granizo caer?

Ella: ¿Muchas?

Él: Y sin embargo, aquí estamos, tomando una posibilidad de entre millones y convirtiéndola en nuestro momento.

Ella: Abrázame. Tengo frío.


A pesar de todo te sigue extrañando y queriendo.