miércoles, 11 de enero de 2017

Pequeñas dosis


 Mas allá de aquel instante nada tiene importancia. Lo que sucedió antes de ese instante, ya no importa. Este momento que estás viviendo, en realidad tiene mucho valor, en segundos, días o años. No tiene nada que ver con el tiempo. Son los latidos de tu corazón y la profundidad de tus vivencias las que harán de este instante que sea algo real y único para siempre.



Saludos